miércoles, 12 de febrero de 2014

SARTENCITA DE GAMBAS AL AJILLO

Si me descuido un poco, las gambas son mas grandes que la sarten. Jajajajaja 

Pero la verdad es que esta sartecita me parece tan mona y graciosilla que tenia que darle un uso original, no solo para freir huevos.

Hoy estoy dando saltos de alegria, el tiempo nos ha dado una tregua tantos dias de viento y frio me estaban mosqueando, ademas llevo tal gripazo encima que no hay manera de levantar cabeza. Por eso hay que aprovechar los rayitos de sol que han salido, porque ya me han chivado que mañana vuelve el mal tiempo.

La ventaja de cuando hace mal tiempo es que te metes de lleno en la cocina ha preparar cositas ricas, y tenemos mas tiempo para poner monas las fotos, retocarlas, y hacer cucadas varias.

Por eso estos dias me estoy currando un poquillo el montaje de las fotos, aunque reconozco que me queda muchisimo que aprender de un monton de bloguers a las/os que sigo y me dejan con la boca abierta cuando veo las fotos que cuelgan.

Cuelgo este post y sigo navegando por la web aprendiendo de todos vosotros.


Aunque se que es una receta super sencilla de hacer, la idea es esa daros ideas de cositas que muchas veces no sabemos que preparar y son tan apetecibles para acompañar con una cervecita o una copa de vino.

Necesitamos:

  • 1 Paquete de colas de gambas congeladas (coger un buen tamaño que luego menguan)
  • 4 Dientes de ajo
  • 1 Guindilla
  • 1 Pizca de sal
  • 1 Ramita de perejil fresco
  • Aceite de oliva (para cubrir el fondo de la sarten)
Preparacion:

Si las gambas son congeladas, sacarlas un par de horas antes para que vayan descongelandose poco a poco.

Pelamos y cortamos los dientes de ajos en laminas gorditas.

Ponemos aceite hasta cubrir como un dedo el fondo de la sarten, calentamos el aceite y añadimos los ajos dejamos que vayan tomando color a fuego medio para que el aceite absorva todo el sabor y aroma del ajo, añadimos la guindilla (si os gustan puntositas o sea picantes, partir la guindilla por la mitad), si no dejarla entera de esta manera pica bastante menos.

Cuando los ajos hayan tomado un tono dorado, salamos un poquito las gambas y las ponemos en el aceite con cuidado.

Retiramos la sarten del fuego y tapamos, han de hacerse con el calor que tiene el aceite para evitar que se resequen y queden como el chicle.

Ponemos nuestro perejil por encima y servimos en la misma sarten si es posible bien calentitas.

Acompañarlas con unos trocitos de pan, que este aceite esta de toma pan y moja.

** Otra opcion: sustituir las gambas congeladas por gambones frescos pelados.

¿Que os parece el foto montaje que he puesto en mis ultimos post?

¿Os gustan?

¿Que cambiariais?

¿Colgariais mas fotos para acompañar las recetas?

Gracias por dedicar unos minutillos a responder.


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...